• Alhambra Español
  • Alhambra Inglés
  • Alhambra Francés
  • Deutsch alhambra
  • Alhambra Italiano
  • Alhambra Polaco
  • Alhambra Ruso
  • Alhambra Facebook
  • Alhambra Twitter
  • Alhambra de Granada Instagram
+34 958 918 029

Información de Jardines de Daraxa (Alhambra)

Jardines de Daraxa (Alhambra)

Breve Descripción del monumento

El Jardín de Daraxa remozado en el siglo XVI, es el que mejor responde a la idea de jardín cerrado como lugar de encantos y delicias. Tiene el marcado y sobrio estilo de los patios toledanos, con su galería tan castellana, de postes y zapatas. Es un trapecio irregular que en dos de los lados se apoya en el gran palacio de Carlos V, y en los otros dos está cerrado por un pórtico. El centro está ocupado por una hermosa fuente renacentista; seis arriates bordeados con densos setos de boj, cada uno ocupado por cipreses y naranjos, hacen de corona de la fuente y forman una masa compacta y oscura que hace más paradisíaco el efecto del agua del surtidor.

Historia del monumento

Este jardín, llamado también de los Naranjos y de los Mármoles, se levantó entre 1526 y 1538, al tiempo que se construían las habitaciones de Carlos V, en los jardines que ya existían entre el alcázar y la muralla. El patio está delimitado, al sur, por el Mirador de Daraxa y la Sala de Dos Hermanas, al norte por las habitaciones de Carlos V y a este y oeste por las galerías construidas por el Emperador.

En el jardín podemos encontrar cipreses, acacias, naranjos y arbustos de boj, rodeando la gran fuente central de mármol, decorada en su borde con una poesía, al igual que la fuente del Patio de los Leones, y que se colocó en 1626 aprovechando la gran taza que se encontraba en el Patio del Cuarto Dorado.

Al sur del patio, se encuentran los sótanos de la sala de Dos Hermanas, que forman un conjunto de habitaciones alrededor de la Sala de los Secretos, llamada así ya que si dos personas se colocan cada una en una esquina de la habitación y una de ellas habla en voz baja en dirección a la esquina, la de la esquina contraria escuchará perfectamente lo que la primera dijo, debido a la acústica que proporciona su bóveda vaída.

Bibliografía

• Granada en tus manos. Alhambra y Generalife. Autor: Carlos Vílchez Vílchez. Ideal – 2006.

Electrónica:

• http://www.alhambradegranada.org/historia/alhambraJDaraxa.asp

• http://www.worldisround.com/articles/308345/index.html

• http://cvc.cervantes.es/actcult/jardin_andalusi/nazari/alhambra.htm