• Alhambra Español
  • Alhambra Inglés
  • Alhambra Francés
  • Deutsch alhambra
  • Alhambra Italiano
  • Alhambra Polaco
  • Alhambra Ruso
  • Alhambra Facebook
  • Alhambra Twitter
  • Alhambra de Granada Instagram

Historia de Casa del Chapiz

Casa del Chapiz - Cuesta del Chapiz, 22

La documentación del momento nos informa que las casas estuvieron en manos de los moriscos pertenecientes a la familia Ferí y a la de su pariente político Lorenzo el Chapiz hasta 1571. Ese año les fueron arrebatadas por su participación en el levantamiento de los moriscos y en virtud de la Carta de Incorporación de Felipe II pasaron a la corona castellana. El rey las cedió a uno de sus secretarios, D. Juan Vázquez de Salazar quien las incorporó junto a otros bienes a un patronato de legos, familiar, conocido como Patronato de Salazar, que fue el titular de las mismas hasta mediados del pasado siglo. Las adquirió entonces D. Mariano Fernández Contreras y fueron él y sus herederos los últimos dueños hasta su adquisición por parte del Estado.

A partir del desalojo de los moriscos, la suerte de las viviendas fue desgraciada. El Patronato de Salazar le añadió tierras colindantes y, junto con las viviendas, las fue arrendando a diversas personas e instituciones, entre ellas la Real Compañía de Fábricas y Comercio de Granada, que, a su vez, buscó nuevos arrendatarios. De este modo, se fueron sucediendo los moradores de las casas, unos con licencia y conocimiento de los miembros del Patronato de Salazar, y otros sin ella. Las viviendas se convirtieron en casas vecinales, cuyos inquilinos, además de residir allí, instalaron negocios particulares y pequeñas industrias, todo lo cual contribuyó a que los edificios se fueran deteriorando a ritmo relativamente rápido, favorecido por el descuido, en unos casos, por la rapiña en otros, de modo que, tras pasar por numerosas y variadas manos, al empezar nuestro siglo estaban prácticamente reducidas a ruinas. Sin embargo, la prestancia y dignidad de su arquitectura, visible sobre todo en el espléndido pórtico de cinco arcos de la casa principal, la del Chapiz, hicieron posible que la Comisión de Monumentos se interesara en salvarla de aquel desastroso estado y comenzara una serie de gestiones, desde los primeros años del siglo, primero ante los organismos locales y, más tarde, directamente ante el Ministerio de Instrucción Pública. Desgraciadamente los organismos requeridos carecían entonces de fondos destinados a este fin.

1 2 3 4 5 [Siguiente >>]